viernes, 23 de junio de 2017

En pocos días, más de mil despidos en la industria



La ola de despidos en el sector industrial ha sumado episodios significativos en los últimos días: el cierre de la planta de Pepsico en Florida, que representa 600 cesantías; un nuevo tendal en Puma, con la expulsión de 180 trabajadores en localidades del interior riojano; 70  empleados licenciados por el cierre de los talleres ferroviarios Rioro (cerca de Rosario) y el anuncio de 170 despidos para fin de año en la empresa de productos químicos Lanxess.

Estos nuevos ataques contra los trabajadores se suman a los centenares de despidos en los últimos meses en numerosas fábricas alimenticias (Helados Vito, Bertone, Cresta Roja, Bimbo, Canale) y en Alpargatas, BGH, Banghó, Ingredion, Quilmes, entre otros; y a los que están en carpeta en Atucha (con la no renovación de 140 contratos), Coca-Cola (que planea un recorte del 15% del personal) y Sancor, que viene de aprobar un plan de reestructuración que apunta contra centenas de puestos de trabajo.

El caso de Pepsico es ilustrativo en más de un sentido.

Como han denunciado sus trabajadores, se trata de un cierre y relocalización (a Mar del Plata) fraudulento, en la medida en que la “crisis” en que se ampara la patronal es en verdad una excusa para reemplazar a los operarios en actividad por otros con menores salarios y más flexibilizados. La maniobra de Pepsico cuenta con la venia del Ministerio de Trabajo –que aprobó en forma exprés, violando los plazos legales, un procedimiento preventivo de crisis que allana los despidos.

La conducción del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) ha dejado pasar los despidos en el sector, y viene de cerrar una paritaria miserable, por debajo de la inflación –un botón de muestra de la burocracia que rige los principales sindicatos del país, protagonista invaluable del ajuste, que a la tregua eterna con el gobierno y los acuerdos a la baja suma la firma de convenios flexibilizadores (Petroleros, Lácteos, Estatales).

En otro de los episodios más resonantes, el de Puma –donde ya se habían producido 100 despidos en marzo– el gobierno provincial repite la tesitura de la patronal: “lamentablemente esto se debe a la apertura de las importaciones que se hizo desde Nación”, sostuvo el ministro de Planeamiento e Industria riojano, Rubén Galleguillo (El Cronista, 22/6).

Este argumento se ha vuelto un canto de cisne de todo un sector de la burguesía nacional, que esgrime la amenaza importadora con el doble objetivo de obtener subsidios y, ante todo, extorsionar a los trabajadores para que renuncien a sus conquistas si no quieren ser víctimas de despidos –una extorsión a la que se ha plegado la burocracia sindical, y por demás mentirosa, como muestra el plan de cesantías en Sancor luego de la liquidación del convenio lechero.

Los despidos forman parte de una tentativa de reorganización social por parte de las patronales y el gobierno, que presionan por una descarga más a fondo de la crisis sobre la espalda de los trabajadores, con la activa colaboración de la burocracia sindical. En este cuadro, la lucha por la defensa de los puestos de trabajo se inscribe en la necesidad de una respuesta independiente de la clase obrera.

Tomás Eps

lunes, 19 de junio de 2017

lunes, 12 de junio de 2017

UTA Córdoba: la huelga, en un momento decisivo



La huelga de los trabajadores y las trabajadoras de UTA conmovió al conjunto de la clase obrera cordobesa cuyo activismo circula por la carpa ubicada frente a la sede del sindicato intervenido y vallado. Los trabajadores quedan fascinados con la fuerza que demuestran, principalmente, las trolebuseras y con los relatos de cómo cada día se garantiza el paro que va venciendo las provocaciones del gobierno y la patronal.

Han hecho un arte para neutralizar a los carneros, con piquetes masivos en las puntas de líneas y compañeros que se tiraron debajo de los colectivos para impedir que se moviera una sola unidad. Los colectivos que lograron circular, aunque sea por algunas horas, rápidamente por la presión de la huelga, tuvieron que ser guardados nuevamente. En dos casos chocaron porque los conducían gente inexperta, como los directivos de las empresas o ex burócratas.

Los delegados clasistas y la radicalizada asamblea general donde diariamente se discuten los pasos a seguir le han dado la confianza a los choferes para pelear hasta el final. El vigor de la huelga se trasladó al resto de los gremios. Una de las CGTs (Rodríguez Peña) convocó a una nueva movilización para este próximo lunes y sigue vociferando el compromiso de un paro que aún no se concreta.

El gobierno municipal de Ramón Mestre, quien es el poder concedente del servicio, expresó públicamente en pleno domingo que atacará la huelga con el conjunto del aparato represivo: infantería, gendarmería y policía provincial. De hecho, el sábado por la madrugada, medio centenar de colectivos salió de las puntas de líneas custodiado por la policía, como si fueran camiones de caudales, y se los llevó hacia el predio de la Fuerza Aérea para garantizar el transporte del día lunes.

Los principales diarios editorializan lo que ya no es un secreto: lo que traba la resolución del conflicto no son los casi 6000 pesos por trabajador que se reclaman y que ya fueron ofrecidos en una primera negociación, sino la preservación por parte del Estado, de la burocracia sindical de UTA Nacional. Fernández ya sufrió una movilización autoconvocada en Capital Federal y crisis en Rosario, Neuquén y Salta debido al paupérrimo acuerdo que firmó.

La rebelión de Córdoba inspira a los trabajadores de todo el país, quienes durante el gobierno kirchnerista y ahora con Macri vieron caer estrepitosamente el salario y empeorar las condiciones de trabajo mientras un puñado de mafias empresariales ligadas al gobierno se hizo de multimillonarios subsidios. Esos subsidios, en Córdoba, se combinan con la tarifa más alta del país.

Los trabajadores se preparan para enfrentar un nuevo intento de quebrar el paro. Y ya han hecho pública una posición que plantea cómo resolver el conflicto sin que se reabran las paritarias. La propuesta de los delegados incluye ir a fojas 0 con despidos y descuentos por represalias y un “plus Córdoba” que equipare lo perdido hasta que se aplique correctamente el acuerdo, lo que dejaría a todos los trabajadores cobrando aproximadamente el 32% en una sola cuota.

Desde la Coordinadora Sindical Clasista, mañana lunes 12 nos movilizamos contra la salida represiva que quiere imprimir el gobierno al conflicto y comprometemos toda nuestra acción por el triunfo de sus reclamos. La derrota del techo salarial del 21% de los trabajadores de UTA allana el camino del resto de la clase obrera por paritarias que superen la inflación y por nuevas direcciones clasistas en los sindicatos.

domingo, 7 de mayo de 2017

miércoles, 3 de mayo de 2017

Acto por el trabajo en puerta de Feria del Libro



Este viernes a las 17h realizaremos un acto en defensa del trabajo y contra la precarización laboral frente a la Feria del Libro que tiene como principal sponsor al multimedio Clarín, quien pretende utilizar la Feria como vidriera "cultural" de marketing. En el acto, denunciaremos que el Grupo Clarín está llevando a cabo, con el amparo del gobierno, 380 despidos ilegales con el objetivo de precarizar a los trabajadores de su empresa. Así lo venimos denunciando y difundiendo diariamente en la puerta de la Feria.
Llamamos a los visitantes de la Feria a no comprar los productos de los stands de Clarín y de la Editorial Cúspide (perteneciente al Grupo Clarín). Los trabajos de ambos espacios deberían estar imprimiéndose en AGR, pero que la empresa los ha tercerizado a otras gráficas para despedirnos y contratar mano de obra precarizada, sin derechos laborales ni organización gremial. El viernes vamos a realizar este acto obrero para difundir nuestra situación, informar a todos los visitantes de la Feria del Libro la política antiobrera de Clarín y exigir nuestra reincorporación. Los trabajadores de la planta estamos peleando por nuestros puestos de trabajo hace 115 días, encontrándonos hoy en un acampe en la puerta de la planta.
Del acto participarán referentes sindicales de diferentes gremios que están luchando por sus salarios y sus puestos de trabajo, contra el ajuste, la política de despidos, precarización laboral y represión que el gobierno y los empresarios quieren imponen a lo largo y ancho del país.

Trabajadores de AGR-Clarín
100 días de lucha

sábado, 29 de abril de 2017

El lunes 1º, el Frente de Izquierda gana la Plaza de Mayo



Nuestro acto será un contraste absoluto con el acto cegetista en Obras. Pero no se trata sólo de números. Mientras que en Obras se va a sepultar cualquier perspectiva de lucha contra el ajuste, el acto de la Plaza de Mayo tendrá como protagonistas a quienes están luchando hoy contra los despidos, por paritarias libres y contra el ajuste de Macri y los gobernadores del pejota-kirchnerismo.

Junto a ello, el acto del FIT planteará una alternativa política propia de los trabajadores, ante los partidos del régimen. Para ello, el Partido Obrero le ha planteado al FIT presentarnos con listas comunes en las PASO y convocar a un congreso del movimiento obrero y la izquierda”, para colocar un programa ante la crisis desde el campo de los trabajadores.

Hablaré en el acto junto a mis compañeros Romina Del Plá y Miguel del Pla

ABAJO EL AJUSTE DE MACRI Y LOS GOBERNADORES . Por la unidad internacional de la clase obrera
-Por paritarias libres y un salario mínimo igual a la canasta familiar.
-Basta de suspensiones y despidos. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.
-82% móvil y aumento de emergencia a los jubilados.
-Por un paro activo de 36 horas y plan de lucha nacional.
-No al pago de la deuda externa.
-Fuera la burocracia sindical. Apoyo al sindicalismo antiburocrático y combativo.
-Abajo los “protocolos” represivos contra los luchadores.
-Por la unidad socialista de América Latina. Abajo las guerras y masacres imperialistas. Por la unidad internacional de los trabajadores. Por un gobierno de trabajadores.

viernes, 28 de abril de 2017

“Vamos a la Feria del Libro a denunciar los despidos que impone Clarin”


Los trabajadores de AGR Clarin, que hemos cumplido 100 dias de lucha por nuestra reincorporación ante el lock out que la empresa quiere imponer en su planta grafica de Pompeya, el día jueves y viernes, desde las 14h realizaremos actividades para difundir la situación a la que nos somete el grupo Clarin en las puertas de la Feria del Libro. El viernes, 17h, realizaremos una concentración y acto frente a la misma.
“Lanzamos esta medida ante la Feria del Libro para informarle a todos los visitantes de este evento financiado por el grupo Clarin, que la empresa esta dejando 380 trabajadores en la calle, cerrando una planta llena de trabajo y tercerizando las impresiones hasta en Chile. Se trata de una decisión llevada a cabo para desmantelar la organización gremial de los trabajadores, bajo el objetivo de reabrir con personal precarizado, sin respetar el convenio colectivo de trabajo. Llamamos a todos los visitantes de la Feria del Libro a comprar la revista “Viva de las luchas obreras”, la VIVA realizada por nosotros con la que durante la ocupación hemos puesto a producir la planta que Clarin mantiene paralizada y a dar la espalda al stand del Espacio Clarín y Editorial Cúspide, propiedad del Grupo”
“Rechazamos el ajuste y la represión contra los trabajadores que el gobierno y las patronales quieren imponer como salida a la crisis en nuestro país.”
Comisión Interna de AGR-Clarín.

Pablo Viñas, secretario general: 1141777168
Marcelo Quintero, secretario adjunto: 1140998089
Sebastián Maritan: 1531538395
Gerardo González: 1551021479
Daniel Ibasca: 1562215797
Diego Miranda: 1528392784

martes, 25 de abril de 2017

AGR-Clarín: respuesta a un balance desbalanceado del MST


El MST publicó un balance sobre el conflicto de AGR plagado de falsedades e incongruencias.

El MST publicó un balance sobre el conflicto de AGR plagado de falsedades e incongruencias en el que sostiene que el mismo es “una crítica a la política de la Lista Naranja Gráfica y el Partido Obrero, que dirigieron este conflicto con mal resultado hasta llegar a la entrega de la llave”.

En primer lugar, hay que destacar que con el uso del pretérito el MST entierra la lucha de los compañeros que bancan el acampe en la puerta de la fábrica, que se movilizaron a la UIA y al Ministerio de Trabajo y que el miércoles marcharon hasta la redacción de Clarín por la reapertura de la planta, en defensa de los puestos de trabajo, el convenio y la organización sindical. Dar por cerrado el conflicto sólo tributa al relato que las patronales y la burocracia pretenden intencionadamente instalar en el gremio (y en el movimiento obrero).

Lo de “entregar las llaves” es una provocación que ningunea los 82 días de ocupación fabril y la decisión de los trabajadores de AGR de seguir la lucha con la carpa, tras el inmenso operativo policial de desalojo –que llamativamente no aparece en el balance del MST. Para este partido, los trabajadores –no el MST– deberían haber enfrentado físicamente a la policía y la gendarmería. Al MST no le importa la relación de fuerzas, cómo impacta la represión en el desarrollo del conflicto, si desmoraliza o no a los compañeros, etc. Hubieran deseado que una situación represiva brindara algunos “minutos de aire” a los voceros y/o abogados de los partidos políticos.

El MST insiste: se debía nacionalizar el conflicto a través de acciones radicalizadas. “Eso quizás hubiera llevado a enfrentamientos, pero sin acciones trascendentes el conflicto se fue aislando y cerrando dentro de AGR”. Congruente con su planteo estratégico: buscar una represión para ganar impacto mediático.

Al revés del show mediático que propone el MST, los trabajadores de AGR impulsaron una verdadera campaña de nacionalización (y de internacionalización) de su lucha, que, entre otras cosas, evitó el aislamiento del conflicto que el MST invoca.

El fondo de lucha recibió aportes de trabajadores y sindicatos todo el país. Se realizaron cortes –y festivales– en catorce provincias, a propuesta de la asamblea de fábrica. Los intelectuales y los artistas se solidarizaron de norte a sur de la Argentina, hasta el festival de Cosquín llegó la voz de los trabajadores. La Viva las luchas obreras tuvo una colocación impresionante ¡en todo el país! El Partido Obrero, aun desde antes de la ocupación, dedica un lugar destacado en sus materiales a la difusión del mismo, que llegan desde Jujuy hasta Ushuaia. Se lanzó una campaña de solidaridad internacional que ganó adhesiones de dirigentes sindicales y estudiantiles en Chile, un acto de denuncia de los compañeros del POR frente a la embajada, en Uruguay el Sindicato de Artes Gráficas junto con ADEOM (del PIT-CNT) enviaron un reclamo al embajador exigiendo la reincorporación de los trabajadores. En la misma línea se pronunció la Federación Unitaria de Sindicatos Bolivarianos del Estado de Carabobo (Venezuela), el sindicato de trabajadores públicos del ministerio de seguridad social, salud y trabajo del Estado de Rio Grande do Sul (Brasil), y los principales referentes sindicales de la prensa en Grecia. Compañeros del gremio del caucho de México y otras figuras y activistas internacionales también acercaron su solidaridad.

El MST achaca a la Naranja y al PO una “política de desgaste”. Es decir, para el MST la ocupación de la fábrica fue una medida elegida, entre otras tantas posibles, que apuntaba a desgastar a Clarín para lograr el objetivo de reabrir la planta.

La ocupación de fábrica fue la respuesta de los trabajadores a lock out patronal. Medida que se venía preparando en la conciencia de los compañeros, con una rica experiencia de luchas tras la conquista de la Comisión Interna. La ocupación fue el fruto de una experiencia colectiva, que muestra un grado altísimo de madurez política. Fue la respuesta de un conjunto de trabajadores organizados a un brutal ataque patronal en defensa de sus puestos de trabajo. Fue el punto de partida de una lucha ejemplar contra el ajuste de la burguesía, que señala un camino al resto de los trabajadores.

De todas maneras, este punto no es más que una voltereta para volver a insistir, ¡en las "acciones radicalizadas"! que, además, forzarían a una resolución rápida del conflicto. El MST agrega que era oportuno hacerlas para “aprovechar la coyuntura nacional claramente favorable en la que se daba el conflicto, de ascenso de las luchas populares y desgaste del gobierno”.

Los compañeros de AGR ocuparon la planta el 16 de enero, en pleno período de vacaciones, cuando la CGT informaba 400 mil despidos, se venía del veto a la ley de ganancias y se firmaba el acuerdo de Vaca Muerta como un camino a emular en la industria para romper con la organización gremial, las conquistas obreras y los convenios colectivos de trabajo bajo la consigna “bajar los costos laborales”.

La ocupación de AGR fue precedida por la ocupación del Conicet y se colocó de entrada como referencia de todos los sectores de trabajadores que se oponían al ajuste. Desnudaba la vergonzante tregua sindical de las centrales obreras y el rol de los pseudo opositores, especialmente del FPV que se llenó la boca 12 años despotricando contra Clarín pero cuando se organizó un conflicto sindical contra el monopolio se borraron del mapa. Más tarde, la ocupación empalmó con la lucha docente y un marzo de movilizaciones que tuvo a los trabajadores de AGR como protagonistas de todas las jornadas. La movilización que le arrancó el paro a la CGT hizo propia la consigna “paro general” de la columna independiente de trabajadores, que encabezó AGR.

Punto seguido, el MST sostiene que “Macri es el responsable indudable del ajuste que afecta a todo el pueblo trabajador, incluido AGR. Había que señalarlo como el enemigo común y unificar a toda la clase obrera en su contra”. Y sigue: “si en vez de limitarse a denunciarlo, se hubiera desplegado una firme campaña de exigencia y presión, al espacio K le hubiera sido más que difícil mantener su pasividad funcional a la patronal. Lo mismo en relación a la burocracia de la Federación Gráfica Bonaerense”.

Lejos de una posición faccional que insinúa el MST para justificar su lavada de cara al kirchnerismo, los trabajadores de AGR buscaron el apoyo de todos los sectores políticos, por su reincoporación y contra el lock out de Clarín. El MST en vez de denunciar a los K por no apoyar el conflicto denuncia ¡a los trabajadores de AGR!

Lo que el MST propone es dejar de denunciar al kirchnerismo como socio del ajuste del gobierno nacional. Soñar que con una campaña de “exigencias y presión” se van a colocar del lado de los trabajadores es hipotecar la lucha y atentar contra la conciencia de clase lo que, generalmente, termina en una adaptación total a la burocracia sindical y a los partidos del régimen. Ahí está el MST integrado a la burocracia michelista en ATE sin ningún tipo de delimitación o con sus socios electorales en el pasado como Juampi Cafiero, hombre del Vaticano, o Luis Juez, hoy hombre PRO. Y mejor ni hablar de su apoyo a la Sociedad Rural, en 2008, durante el "conflicto con el campo".

En cambio, los trabajadores y la Lista Naranja Gráfica le arrancamos a la burocracia ongarista el primer paro del gremio después en más de 30 años, una movilización a Plaza de Mayo y un aporte al fondo de lucha sin dejar nunca de delimitarnos políticamente y clarificar de cara al movimiento obrero el rol de la pseudo oposición y la burocracia sindical como socia del ajuste, que defeccionaron de esta lucha.

Por último, el MST considera que en AGR no hubo una “coordinación obrera genuina”. Ignora los cuatro plenarios obreros que los trabajadores de AGR impulsaron en la puerta de la fábrica, donde todas las corrientes, incluido el MST, se expresaron sin censura y los planteos allí expuestos fueron sometidos a debate en los mismos plenarios y en las asambleas de fábrica.

Un balance faccional que al único que deja en evidencia es a sus autores.

jueves, 20 de abril de 2017

Reclamamos por la reincorporación de los trabajadores y contra el lock-out que la empresa quiere imponer en la planta de AGR que tiene paralizada desde el 16 de enero de este año derivando la impresión de sus productos a otras gráficas.

Abajo el ajuste y la represión.

martes, 18 de abril de 2017

Mañana, 11h, concentración y marcha a empresas del Grupo Clarín

Mañana, los trabajadores de AGR-Clarín, que estamos luchando por nuestros puestos de trabajo, concentraremos desde las 11h en la esquina de Av. San Juan y Lima para movilizarnos a empresas de Grupo Clarín. 

Reclamamos por la reincorporación de los trabajadores y contra el lock-out que la empresa quiere imponer en la planta de AGR que tiene paralizada desde el 16 de enero de este año derivando la impresión de sus productos a otras gráficas.

Los trabajadores de AGR enfrentamos con más de 90 días de lucha la pretensión de Clarín de incorporar trabajadores de manera precarizada, sin derechos laborales ni organización gremial, en la línea de flexibilización laboral y ajuste contra los trabajadores del gobierno y las patronales. Después de una fuerte ocupación de la planta, de la cual debieron desalojarnos con armas largas y un violento operativo de la Policía Federal, mantenemos un acampe en las puertas de AGR y exigimos nuestra reincorporación. Si no hay respuestas, impulsaremos nuevas acciones de lucha frente a la Feria del Libro, importante evento para la patronal que nos quiere dejar en la calle.

Abajo el ajuste y la represión.

domingo, 16 de abril de 2017

Nuevo festival de lucha en las puertas de AGR-Clarín

Cuando se cumplían 90 días de la lucha de los trabajadores de AGR-Clarín contra el cierre trucho de la planta se realizó un nuevo festival solidario en las puertas de la planta.

Arrancó con el dúo “Tallados rostros”, que puso a bailar chacarera a los presentes. Su cantante, con guardapolvo puesto, saludó sentidamente la lucha y llamó a la unidad con la lucha de los docentes, que enfrentan el techo salarial de Macri-Vidal.

Pablo Viñas, secretario general de la Comisión Interna de AGR-Clarín, agradeció a los artistas por su solidaridad con la lucha y comentó el estado de situación. Dijo que AGR es una postal de la Argentina y de la crisis capitalista: de un lado, hay trabajadores exigiendo sus puestos de trabajo y la puesta en marcha de la producción; del otro, un muro con alambre de púas que los separa de una planta militarizada con el único fin de asegurar los despidos para destruir las conquistas de toda la clase obrera.

Reivindicó el método de ocupación de todas las fábricas que cierran y despiden, como lo hicieron en AGR durante 82 días. Remarcó que hoy, luego de un operativo de desalojo para aplastar de un golpe la lucha, los trabajadores redoblan la pelea unidos en un acampe instalado en las puertas de la planta para aguantar el tiempo que sea necesario hasta conquistar la reincorporación. Con ese propósito, montaron una gran carpa con la ayuda de trabajadores aeronáuticos y de la construcción.

El festival contó con la presencia de delegados de todo el país al XXIV Congreso del Partido Obrero, que se desarrolla este fin de semana en Buenos Aires.

El festival es una actividad de lucha más a la que le seguirán movilizaciones, piquetes y acciones durante la Feria del Libro, el próximo gran evento de Clarín.

La “Viva de los trabajadores”, impresa en la planta, llegará a las fábricas más importantes del país para difundir los métodos de esta gran lucha. A la vez, se seguirán sumando aportes al fondo de lucha como ocurrió en este festival, donde se vendieron comidas elaboradas por la vigorosa Comisión de Familiares de los trabajadores de AGR-Clarín.

Para ponerle un poco de rock a la noche, el festival cerró con “Lunfardo Sur”, un power trío que estuvo desde el primer show realizado en la fábrica y volvió a sumarse como lo hicieron otros 400 artistas -en más de 30 festivales- que pusieron su arte del lado de la clase obrera que lucha.

sábado, 15 de abril de 2017

sábado, 8 de abril de 2017

Acto de los obreros de AGR-Clarín anunció las próximas medidas de lucha



Luego del descomunal operativo represivo del día de ayer, que puso fin a 82 días ocupación de AGR-Clarín en defensa de los puestos de trabajo, los obreros desarrollaron un acto en las puertas de la planta de Nueva Pompeya, donde han establecido un acampe que sigue reclamando la reincorporación de los despedidos.
 
Los obreros volvieron a estar acompañados por numerosas organizaciones solidarias y por referentes políticos como el legislador porteño Marcelo Ramal y el presidente de la Fuba, Julián Asiner.
 
Bajo una lluvia torrencial, Pablo Viñas -secretario general de la Comisión Interna- denunció el operativo represivo de ayer y señaló que la patronal tapió las puertas de la planta.
 
Anunció, por otra parte, una movilización al Ministerio de Trabajo para el próximo miércoles y una enorme movilización para la semana subsiguiente. Y llamó a un boicot a la Feria del Libro.
 
Viñas también destacó que la asamblea de los obreros repudió la posición de algunas organizaciones que cuestionaron la decisión de los obreros de retirarse de la planta en el día de ayer. “Quieren tratar de cobardes a los trabajadores que ocupamos la planta durante 82 días”, dijo, y recordó la resistencia a la represión desatada en los primeros días del conflicto.
 
“Salimos con la frente en alto y estamos dispuestos a bancar los trapos afuera todos los días que sea necesario”, ratificó Viñas.
 
Cabe recordar que la orden de desalojo emitida por el juzgado penal número 14, a cargo del Juez Casas, desestimó cualquier instancia previa de mediación y autorizó el uso de armas de fuego a las fuerzas represivas, que se lo tomaron al pie de la letra: un operativo cuasi-militar que incluyó, como lo demuestran varios videos, la portación de ametralladoras y armas largas.
 
El aparato judicial y represivo actuaron coludidos con el Grupo Clarín y el gobierno en el desalojo. Los llena de odio una resistencia obrera que no han podido quebrar y que enfrenta los planes de Magnetto para reabrir el taller con personal flexibilizado y sin derechos gremiales.
 
Pero como han dicho los compañeros en su comunicado de prensa de hoy, la lucha sigue con el acampe, con la preparación de nuevas medidas de lucha, a la vez que reclaman "un paro activo y plan de lucha a la Federación Gráfica Bonaerense y a la CGT".
 
La ocupación de más de 80 días de AGR-Clarín, su vigorosa Comisión de Familiares, los numerosos plenarios en las puertas de la planta, la lucha para romper el cerco mediático, las innumerables movilizaciones, la conquista del primer paro gráfico en 30 años, el planteo de un paro nacional activo contra el ajuste, ofrecen un método para todo el movimiento obrero a la hora de combatir los despidos y la política de destrucción de los convenios colectivos por parte del gobierno, las patronales y la propia burocracia sindical.
 
Viva la lucha de AGR-Clarín. Por la reincorporación de los compañeros.

AGR-Clarín: tras el desalojo, Magnetto ocupa la planta con carneros y policías


Los trabajadores sostienen una carpa de lucha por la reincorporación. Los uniformados habían concurrido con armas de fuego.

Minutos después de que los obreros de AGR-Clarín instalaran la carpa en las puertas de la planta para continuar su lucha en defensa de la fuente y puestos de trabajo, varios camiones que transportaban carneros y supervisores ingresaron por las puertas traseras de AGR custodiados por la policía. Una hora después, decenas de uniformados ingresaron a la fábrica para custodiar la acción de los carneros, que comenzaban a mover algunas máquinas con intenciones desconocidas.



El ingreso de la patota contratada por Clarín ocurrió luego de que a mediodía se desplegara un verdadero operativo de guerra a metros de la puerta de la fábrica, con centenares de policías armados hasta los dientes, incluso con metralletas y otras armas de fuego -hecho admitido por el encargado del operativo policial-, y decenas de ómnibus llenos de efectivos sobre la avenida Montes de Oca y otros tantos en las inmediaciones de la planta, ubicada en Pompeya. Policías con escaleras estaban apostados en las puertas traseras, listos para realizar un ingreso por los techos. Hasta ese punto se había preparado el brutal desalojo represivo. El ingreso de camiones que esperaban sólo una orden para hacerlo demuestra que la decisión empresarial-estatal ya estaba tomada para que la planta fuera recuperada por la acción policial (cuando no parapolicial) a cualquier precio.

Es necesario recordar que informaciones obtenidas de diversas fuentes -que incluyeron una grabación de una comunicación para reclutar barrabravas por 900 pesos por día para “aguantar” el desalojo- indicaban que no el operativo represivo no se planificaba realizar tan sólo con las fuerzas policiales, sino también con lúmpenes contratados a los efectos de enfrentar a los trabajadores.

La decisión de los obreros de AGR-Clarín de levantar la ocupación para continuar la lucha con la instalación de una carpa de lucha en la puerta de la planta y no entregarse a un operativo militar de desalojo fue resuelta por unanimidad en asamblea, una vez agotadas todas las instancias legales para postergar el desalojo.

La lucha se encuentra en una nueva etapa tras 82 dos días de ocupación de la fábrica. Todos por la reincorporación de los obreros de AGR-Clarín.

jueves, 6 de abril de 2017

Un primer balance del paro nacional

   La masividad del paro nacional de este jueves 6 debe ser especialmente valorada por dos razones. En primer lugar, porque debió enfrentar a un gobierno que desató una fuerte campaña rompehuelgas, de cara a la escalada de luchas que se vienen registrando desde la ocupación de AGR-Clarín hasta hoy. En pocas semanas, el gobierno Cambiemos retiró la personería gremial del sindicato del Subte y amenazó con lo propio a los docentes, en el afán de imponer una paritaria del 18% y en cuotas. También anunció “voluntarios” para reemplazar a los maestros en huelga, mientras desataba una furiosa campaña mediática para culpar a la docencia de un derrumbe de la educación pública que han perpetrado todos los gobiernos de las últimas décadas, en aras de su privatización. La concentración del 1A, propalada por redes sociales mucho más costosas que los micros que rentan las organizaciones populares para sus marchas, tuvo como eje el ataque a la huelga docente y, en general, a la protesta social contra el gobierno.

A pesar de esta virulenta campaña del gobierno, todo un sector de la clase media acompañó el paro.

A esta escalada oficial se sumó el vaciamiento del paro, en términos de acción y de programa, por parte de sus propios convocantes. El triunvirato cegetista, que había sido abucheado en Plaza de Mayo por su negativa al paro nacional, terminó convocando a desgano una jornada dominguera, sin programa definido ni perspectiva de continuidad. Para subrayar este trabajo de erosión del paro, se encargaron de convocarlo a un mes vista, librando a su suerte a las huelgas docentes, a la ocupación de AGR y otras luchas. En esa línea, una fracción de la burocracia fue todavía más lejos y cerró paritarias a la baja en vísperas del paro, como ocurrió en Comercio y UPCN Buenos Aires. El mapa del carnereaje explícito al paro tuvo en la primera fila a Armando Cavalieri, con supermercados abiertos, a los gastronómicos de la Ciudad de Buenos Aires, a los petroleros de Neuquén y a Uatre, del macrista Venegas.

Activo y con piquetes

A despecho de esta orientación liquidadora, y bajo la presión de las luchas en curso -en primer lugar la de los docentes-, se abrió paso una tendencia a imprimirle un carácter activo a la jornada del 6. En Córdoba, en Tucumán, en Mendoza y otras capitales tuvieron lugar actos, marchas y piquetes, en algún caso con la participación de las centrales obreras. Los piquetes de los municipales jujeños se extendieron a los grandes centros industriales del interior provincial; del mismo modo, el movimiento obrero combativo de Río Negro y Neuquén confluyó en una marcha masiva sobre el puente que une a ambas provincias. En Tucumán, activistas opositores a Venegas cortaron la ruta 38 para asegurar el paro entre los trabajadores rurales. En Santa Fe, los piquetes de la CGT San Lorenzo y de los suspendidos de General Motors juegan su papel en el paro. Los piquetes que realizó la izquierda y el sindicalismo clasista en Buenos Aires, y el acto posterior que se concretó en el Obelisco, se inscriben en esa tendencia.

Así, los piquetes jugaron un doble papel. En muchos lugares aseguraron la concreción de un paro desafiado por los ataques oficiales y el carnereaje -abierto o velado- de la propia burocracia. En todos los casos, los actos y cortes expresaron la lucha por hacer del paro el peldaño de una acción mayor, en oposición a una burocracia que concibió al 6 como el canto del cisne de las luchas en curso. Fue por eso que el gobierno y sus comunicadores descerrajaron un ataque furibundo contra los piquetes y sus organizadores. Los mismos que dejaron sin trabajo a 50.000 obreros industriales en 2016 se acordaron del “derecho a trabajar”… el día del paro, sólo para oponerlo al derecho de huelga. Pero allí donde el 40% de los trabajadores está precarizado y sólo el 20% cuenta con organización gremial, el derecho de huelga es sólo un papel si se concibe como el ejercicio de un trabajador aislado. La extorsión de los monopolios capitalistas y su Estado contra el trabajador sólo puede quebrarse con la acción colectiva de los trabajadores: el piquete, por eso, es inseparable de la huelga.

Programa flexibilizador

En la conferencia de prensa donde balancearon la jornada, los dirigentes cegetistas reclamaron un cambio en la “política industrial”. Es decir que salieron del paro con el pliego de reclamos de la patronal que le reclama correcciones al gabinete macrista. La orientación de estos cambios fue anticipada por el propio gobierno, en los acuerdos firmados con la industria textil y del calzado. Estos acuerdos contemplan “una fuerte reducción de las contribuciones patronales” (El Cronista, 5/4), en la línea de las leyes “Pyme” que ya fueron aprobadas en el Congreso durante el año pasado. Es la reducción del “costo laboral” que conducirá a un mayor vaciamiento de los fondos previsionales. El massista De Mendiguren apoyó calurosamente la iniciativa, en nombre de la lucha contra “la competencia china” (ídem). La burguesía industrial se sirve de las importaciones -en muchos casos un filón que ellas mismas explotan- para extorsionar a los trabajadores a que renuncien a sus conquistas laborales y salariales. Es la línea estratégica que condujo a los pactos flexibilizadores en Vaca Muerta y al más reciente acuerdo automotriz. En nombre de los “puestos de trabajo” -que continúan en caída-, la burocracia prepara la entrega de conquistas históricas y, naturalmente, de las paritarias 2017. Ello explica la falta de horizonte, en términos de lucha, de la jornada del 6.

Desenmascarados

Como ha venido ocurriendo con las grandes movilizaciones y huelgas que tuvieron lugar en marzo, la oposición de los Massa, los pejotistas y el kirchnerismo ha optado por el perfil bajo, el silencio o la hostilidad manifiesta en relación al paro y, en particular, hacia sus expresiones más activas. Esta borrada es particularmente manifiesta en el caso del kirchnerismo. Pero esto no debe sorprender: mientras se preparaban las marchas y piquetes del 6, los docentes y estatales de Santa Cruz preparaban un piquetazo contra Alicia Kirchner, la jefa del Estado que ha decretado la miseria social generalizada para salvar a las camarillas capitalistas que vaciaron durante dos décadas el presupuesto público.

La oleada de huelgas y manifestaciones populares de las últimas semanas ha sacudido la estantería de la política oficial y de sus opositores, que esperaban organizar sin contratiempos el próximo turno electoral. La burocracia sindical, en esa línea, convocó al paro del 6 como “desahogo” (sic) y cierre de una etapa de luchas. Pero, a pesar de todos ellos, las luchas docentes y estatales, la marcha de la crisis industrial y las paritarias en puerta, en un marco sostenido de tarifazos y carestía, auguran nuevas luchas. La campaña electoral no podrá prescindir de esta transición convulsiva.

En la jornada activa del 6, los voceros políticos y sindicales del PO y de la Coordinadora Sindical Clasista hemos estado al frente de los piquetes, cortes y actos en todo el país, y actuamos defendiendo la huelga frente a los más recalcitrantes comunicadores del gobierno. No se trata de un hecho circunstancial: la lucha por una alternativa política de los trabajadores sólo puede progresar en directa conexión con las batallas de la clase obrera contra el ajuste y en defensa de sus conquistas históricas, como la que se está librando en Santa Cruz. Este es el método que hemos propuesto al FIT y a los luchadores populares: un congreso del movimiento obrero y la izquierda, para desarrollar el frente único de la clase obrera y sus organizaciones en todos los planos, y también en el electoral. En la salida del paro, una tarea central de ese frente común debe pasar por organizar la deliberación y el pronunciamiento, en todos los sindicatos, por un paro activo nacional de 36 horas y un plan de lucha hasta quebrar el ajuste.

lunes, 3 de abril de 2017

Un acto en las puertas de AGR-Clarín cerró otra enorme jornada de lucha


Como corolario de una multitudinaria vigilia que se desarrolló desde las primeras horas de la madrugada, un acto en las puertas de la gráfica AGR-Clarín culminó esta mañana una nueva jornada de lucha de los obreros.
La vigilia fue convocada ante las versiones que indicaban un operativo de desalojo con la Gendarmería para las primeras horas del día de hoy en la planta que los obreros ocupan hace más de 70 días contra el cierre patronal y en defensa de los puestos de trabajo.

En la tarde de ayer, la Comisión Interna había difundido un comunicado donde convocaba a la vigilia “ante una nueva amenaza de desalojo que nos llega desde fuentes judiciales”.

“Teníamos y tenemos datos muy concretos” de la posibilidad de dicho desalojo, dijo Pablo Viñas -secretario general de la Comisión Interna- en el acto que dio cierre a la vigilia. En las recorridas de la Comisión de Familiares por el barrio -comentó- los vecinos informaron que la policía les advertía que no salieran de sus casas porque se produciría un operativo en Perito Moreno y Centenera, es decir en las narices de la planta ocupada.

“Si no tenemos un desalojo hoy es porque no se han atrevido a consumarlo”, analizó Viñas, aludiendo a la firmeza de la ocupación y a la enorme malla de solidaridad obrera y juvenil que se forjó alrededor del conflicto.

Entre las decenas de organizaciones presentes en la vigilia se contaron los Sutebas combativos, Ademys, el Sutna (Neumático), el Sitraic (Construcción), la Asociación Gremial Docente de la UBA, la Fuba, el Centro de Estudiantes de Arquitectura de La Plata, el Partido Obrero, el Polo Obrero, el PTS, Izquierda Socialista.

Estuvieron presentes los diputados nacionales Néstor Pitrola y Pablo López, el legislador porteño Marcelo Ramal, el dirigente nacional del PO Gabriel Solano. También participaron de la vigilia el diputado nacional Juan Carlos Giordano, la legisladora porteña Laura Marrone, Luis Zamora y Christian Castillo.

Viñas señaló que el Grupo Clarín ha fracasado en su política de desgaste contra los obreros. A más de 70 días de iniciado el conflicto, la toma continúa firme.

“Lo único que están logrando es que aceitemos cada día más los mecanismos para organizarnos frente a cualquier desalojo”, dijo en referencia a las amenazas y provocaciones de la patronal.

De todos modos, consideró que “toda la situación política indica que es muy probable que el macrismo esté jugando a un desalojo”.

¿Por qué? En palabras de Viñas, porque cada día que pasa, la lucha de AGR-Clarín se refuerza como “un ejemplo para todo el movimiento obrero de que frente a los cierres y despidos hay que responder con la ocupación”.
Viñas llamó a mantener el alerta y las guardias solidarias y a darle un carácter activo al paro del 6 de abril, que la burocracia sindical ha concebido como un medio de “desahogo” de la bronca de los trabajadores mientras sigue negociando con el gobierno.

En tal sentido, retomó el planteo del plenario desarrollado en las puertas de la planta el pasado 31 de marzo: piquetes en las puertas de las fábricas desorganizadas para garantizar el paro, como lo plantearon los aceiteros; participar del acto en el Obelisco a las 11hs convocado por el Sutna (Neumático); cortes y un cacerolazo a partir de las 19hs contra el ajuste y la represión.

jueves, 23 de marzo de 2017

viernes, 10 de marzo de 2017

Compartimos el Comunicado del EMVyJ



 El grupo clarín recluta patotas contra los trabajadores de AGR

Desde el EMVyJ repudiamos este nuevo ataque a los trabajadores de AGR por parte del grupo Clarín. “Nos van a dar gas pimienta, una escopeta con balas de goma... el desalojo lo va a hacer Gendarmería, nosotros tenemos que bancar la bronca dentro de AGR, nos van a pagar 900 pesos a cada uno”, es el mensaje de reclutamiento de la patota que apunta a desalojar la ocupación de los obreros de AGR y que fue deschavado a través de un audio de WhatsApp. Del audio se desprende que el grupo Clarín planea reclutar 80 barras para llevar adelante la acción.

Denunciamos que el grupo Clarín esta aplicando el mismo método de reclutamiento de patotas que llevo adelante José Pedraza y que termino con el asesinato de Mariano Ferreyra.

Este hecho es parte de una escalada que ya incluye una represión ilegal en las primeras 24 horas del conflicto, sin orden judicial alguna, que dejó numerosos heridos de bala; siguio el hostigamiento de los servicios de inteligencia, la militarización de la planta de Zepita, donde se imprime el diario Clarín y el hostigamiento mediático del grupo Magnetto-Noble que presenta a los trabajadores como “vándalos”.

Llamamos a rodear de solidaridad a los trabajadores en su lucha y a participar de la conferencia de prensa que brindarán mañana viernes, 10/3/2017, a las 8 hs en la puerta de la fabrica.

Si ganan los gráficos, ganamos todos

Encuentro Memoria Verdad y justicia

09/03/2017

Firman:

AEDD (asociacion de ex detenidos desaparecidos)
APEL
CORREPI
CEPRODH
CADHU
LIBERPUEBLO
CMM
CADEP
CMM

miércoles, 8 de marzo de 2017

AGR-Clarín: Preparan desalojo con barrabravas y gendarmería


ESCUCHAR AUDIO: https://soundcloud.com/…/denuncia-de-operativo-contra-obrer…

Conferencia de prensa el viernes a las 8 AM

Los trabajadores de AGR-Clarín, en el día 52 de la ocupación de la imprenta gráfica más grande y moderna del país llamamos a un estado de alerta y movilización al conjunto del pueblo trabajador, y a las organizaciones obreras, sociales, políticas y de DDHH que vienen acompañando nuestra lucha, ante noticias de una inminente provocación de las fuerzas represivas y lúmpenes al servicio del estado, QUE NOS LLEGA A TRAVÉS DEL AUDIO QUE PUBLICAMOS EN ESTE POST.

En medio de una semana de lucha en la que nuestra pelea comienza a empalmar con un levantamiento mas general del movimiento obrero, y a pocas horas de una verdadera rebelión contra la tregua y la conducción de la CGT, los trabajadores gráficos de AGR-Clarín hemos sido avisados por fuentes muy confiables, de que se está armando una patota de 100 barrabravas que actuarían en forma combinada con la gendarmería para producir un desalojo de los obreros que venimos reclamando contra el lockout patronal del Grupo Clarín. No es nuevo, hemos visto actuar a las patotas y barrabravas en conflictos como los del Casino, el Hospital Francés y en la propia lucha de los tercerizados donde una patota al servicio de la patronal y la burocracia sindical se llevó la vida del compañero Mariano Ferreyra, siempre presente.

El gobierno que viene dándole la espalda al reclamo de los trabajadores, en lugar de sentar a las partes en una mesa de diálogo y de intimar a Clarín a abandonar sus atropellos ilegales, reincorporando a los trabajadores y pagando los salarios atrasados, de este modo profundizaría su orientación de responder con aprestos represivos y servicios de inteligencia, que ya cuentan con aparatos de captación de llamados y filmación que rodean ostensiblemente la planta y que han sido denunciados por espionaje ilegal, denuncia que ha recaído en el juzgado del juez Lijo sin que la situación se haya modificado en nada.

De contar con algún tipo de orden judicial, una acción de este tipo mostraría a la justicia subordinada a los intereses del Grupo Clarín, como si la justicia nacional se tratara de un servicio de seguridad privada.

En las primeras 24 horas del conflicto los trabajadores ya sufrimos una represión ilegal, sin orden judicial alguna, que dejo numerosos compañeros heridos de bala, como no pudieron recuperar la planta se jugaron a desgastar a los trabajadores y sus familias, como fracasaron nuevamente iniciaron una campaña de calumnias intentando mostrar a los obreros como vándalos, lo que hemos respondido mostrando a la opinión publica el estado impecable de la planta, ante un nuevo fracaso ahora preparar una nueva intentona represiva.

Ante esta gravísima situación los gráficos de AGR-Clarín convocamos a una conferencia de prensa este viernes 10 de marzo, a las 8 de la mañana, donde daremos detalles de la información recibida y los pasos a seguir por parte de los trabajadores, asimismo llamamos a todas las organizaciones solidarias a reforzar el acampe frente a la planta y sumarse a la conferencia, y hacemos responsable a Patricia Burlich, Mauricio Macri y el Directorio del Grupo Clarín de cualquier tipo de provocación armada por los servicios de inteligencia, la gendarmería y los barrabravas que responden al poder político.

Conferencia de prensa viernes 10, a las 8, en AGR Clarín (Corrales 1393, a metros de Perito Moreno y Centenera)

Abajo el ajuste y la represión

ESCUCHAR AUDIO:
https://soundcloud.com/…/denuncia-de-operativo-contra-obrer…

Trabajadores de AGR-Clarín, ocupada por sus trabajadores

Contactos:

Pablo Viñas, secretario general comisión interna AGR-Clarín: 1141777168

Marcelo Quintero, secretario adjunto: 1140998089

Sebastián Maritan: 1531538395

Gerardo González: 1551021479

Daniel Ibasca: 1562215797

Diego Miranda: 1528392784

domingo, 5 de marzo de 2017

La revista Noticias y el veneno de las patronales


Un artero ataque contra los obreros gráficos en lucha

La revista Noticias, de Editorial Perfil, publica en su último número una nota titulada “de AGR a Kollor Press: una crisis más que gráfica”, que destila odio e infamias contra la agrupación Naranja y el Partido Obrero.

La nota, sin firma y carente del menor rigor periodístico -mereció por eso el rechazo del Sindicato de Prensa (SIPREBA)– reproduce declaraciones del presidente de la Federación de la Industria Gráfica (FAIGA) y vice de la UIA, Juan Carlos Sacco y de “otros dueños de imprentas que opinan lo mismo”.

Su tesis es que la industria gráfica atraviesa un período crítico por “la tendencia de la gente a leer cada vez menos en papel”, a lo que “se agrega un factor inesperado: el accionar de facciones que pertenecen al Partido Obrero”, que “se autodenominan La Naranja Gráfica”… “se infiltraron” y “están actuando en algunas empresas buscando su cierre”. Un lenguaje que remite a “la guerrilla fabril”, mote con que las patronales estigmatizaban a los delegados combativos en los setenta.

Tres décadas de lucha

La Naranja actúa en el gremio desde hace más de tres décadas; Néstor Pitrola, su fundador, fue adjunto del sindicato, acompañando a Raimundo Ongaro a la vuelta de su exilio en 1984.

Posteriormente, La Naranja se presentó a todas las elecciones desde 1988 hasta el año pasado; un fenómeno único en el regimentado mundo de los sindicatos argentinos.

Ni “inesperados” ni “infiltrados”. Durante 33 años nuestra agrupación viene desarrollando una actividad sistemática como oposición a la burocracia de la Lista Verde. Fue protagonista de la organización sindical de innumerables talleres, incluido Multilabel, del propio Sacco (donde no se respeta el convenio colectivo, se pagan salarios miserables y parcialmente en negro).

Y siempre hemos actuado a cara descubierta ante los trabajadores. Nuestra práctica se apoya en la democracia sindical, que se expresa en la asamblea como método fundamental de la toma de decisiones; en el impulso a reivindicaciones (eso sí) antagónicas con los intereses empresarios, como el salario mínimo igual al costo de la canasta familiar o la estabilidad laboral; y también fomentamos la participación política de los obreros mediante su propio partido para cambiar el régimen imperante.

Cuando Sacco cree descalificarnos por “promover lucha y revolución” solo describe algo que proclamamos sin reparos.

Contra los cierres y despidos, ocupación de plantas

Sacco dice que La Naranja busca el cierre de las empresas, un absurdo que se da de bruces con los 47 días de ocupación de la planta de AGR reclamando su reapertura, luego de que Clarín la cerrara de manera fraudulenta.

Los obreros de Donnelley (mencionados en la nota, aunque su interna no pertenecía a La Naranja sino a La Bordó) también reclamaron contra el cierre y constituyeron luego la cooperativa MadyGraf, una salida precaria ante la huida de la patronal.

Sacco define a La Naranja como el “enemigo interno que enfrentan los empresarios gráficos argentinos”, que buscan “estrategias de reconversión”. Se refiere al ajuste y la flexibilización que avanzan en el gremio desde hace por lo menos dos años, con su secuela de despidos (unos dos mil) y vaciamientos: Cortiñas, Donnelley, Poligráfica Del Plata, Vulcano, son solo algunos; al mes de AGR se agregó Cedinsa.

La inmensa mayoría de estos talleres tenía conducciones ligadas a la burocracia, siempre proclives a colaborar con las patronales; ¿acaso eso cambió su suerte?

El contraste con AGR es la enorme lucha desplegada, primero en defensa de las condiciones de trabajo: del convenio, del salario, de los ritmos y las dotaciones, etc. Y luego, contra el cierre fraudulento, ocupando la planta. Esta es la orientación que nos guía en Interpack, Morvillo y todas las plantas donde actuamos y es por lo que Sacco señala a La Naranja como una “brutal amenaza”.

“Tomar empresas privadas nada tiene que ver con la filosofía y decisión de la organización de los propios trabajadores”. Se refiere a la burocracia kirchnerista que dirige el sindicato; coincidimos.

La ocupación, incluso como medida de lucha, es un acto que pone en cuestión en última instancia el ordenamiento capitalista, que se sostiene en el sometimiento y la subordinación de la clase obrera; la ocupación como respuesta de lucha convierte a las principales víctimas de la crisis en una fuerza combativa. Por eso no entra en el programa de la burocracia. El kirchnerista Daniel Catalano, secretario general de ATE-Capital, despotricó contra las ocupaciones de fábrica en el mismo plenario que votó movilizar por AGR a Plaza de Mayo.

La consigna central con que la Federación Gráfica llama a marchar el 7 de marzo es: “Sin mercado interno no hay desarrollo ni trabajo para todos”. Su programa es la confluencia con las patronales “nacionales”, que reclaman la reactivación mientras despiden, suspenden y negrean a mansalva.

Más represión

Al final de la nota, Sacco lanza una advertencia al gobierno: “la situación está llegando a momentos límites. Un país que quiere volver a posicionarse debe establecer reglas claras, seguridad jurídica y física”. No le alcanza con la complicidad manifiesta del Ministerio de Trabajo. Es un llamado a redoblar la represión.

El ataque a La Naranja Gráfica es un tiro por elevación contra todos los sectores combativos que hoy constituyen el mayor obstáculo del gobierno y los empresarios para destruir los convenios y las conquistas obreras.

jueves, 2 de marzo de 2017

Los trabajadores llamamos a rechazar esta campaña de “desinformación” y a redoblar la solidaridad con nuestros reclamos, que son los de todos los trabajadores: la defensa de convenio, la organización gremial y los puestos de trabajo.

sábado, 25 de febrero de 2017

Los gráficos de AGR-Clarín organizan visita a la planta este jueves.

Al cumplirse 40 días de permanencia en la planta, los trabajadores invitamos a los medios de prensa a realizar una recorrida por la planta de Pompeya el jueves 2 de marzo a las 17 horas, acompañados de diversas personalidades del ámbito cultural, político y de derechos humanos. También aprovecharemos para anunciar nuestras próximas medidas de lucha.

En la recorrida mostraremos el impecable estado tanto la maquinaria como el resto de las instalaciones que se encuentran en perfecto estado; demostrando una vez mas el espíritu de nuestra lucha en defensa de los puestos de trabajo y como se puede retomar la producción en forma inmediata. Así también refutaremos la campaña insidiosa y falsa del Grupo Clarín que desde el primer día pretende presentar a los trabajadores como vándalos.

Contra nuestra lucha, primero realizaron una intentona represiva, luego han jugado a desgastarnos, ante su fracaso ahora pretenden embarrar la cancha ensuciando nuestra lucha mientras el Grupo Clarín incumple toda normativa, con despidos ilegales y con la falta de pago de salarios.

En estas últimas horas, utilizando su poder mediático, Clarín pretende responsabilizar a "ex trabajadores de AGR" de un supuesto episodio ocurrido en otra empresa gráfica donde supuestamente habrían entrado personas a punta de pistola identificándose como trabajadores de AGR-Clarín. Un absurdo.

Los trabajadores llamamos a rechazar esta campaña de “desinformación” y a redoblar la solidaridad con nuestros reclamos, que son los de todos los trabajadores: la defensa de convenio, la organización gremial y los puestos de trabajo. Apoyo que se ha expresado en numerosas movilizaciones, la última de las cuales fue a la Casa Rosada junto a la Federación Gráfica Bonaerense y otros sindicatos.

La visita a la planta se inscribe en el plan de difusión del conflicto, por la reapertura de AGR y la reincorporación de los 380 trabajadores.

Trabajadores de AGR-Clarín, ocupada por sus trabajadores.

Contactos:

Pablo Viñas, secretario general comisión interna AGR-Clarín: 1141777168

Marcelo Quintero, secretario adjunto: 1140998089

Sebastián Maritan: 1531538395

Gerardo González: 1551021479

Daniel Ibasca: 1562215797

Diego Miranda: 1528392784

jueves, 23 de febrero de 2017

En el día 39 de ocupación de la fábrica realizamos, junto con la Federación Grafica Bonaerense, una conferencia de prensa acompañados de Secretarios Generales de decenas de Sindicatos de la CGT y la CTA en la sede del sindicato en Paseo Colón 731.
Luego de eso realizamos una movilización a la Plaza de Mayo, votada por unanimidad en el plenario de delgados del gremio.

miércoles, 22 de febrero de 2017

CONFERENCIA DE PRENSA Y MOVILIZACION A PLAZA DE MAYO POR AGR-CLARÍN


    Los trabajadores de la planta gráfica más importante del país (AGR-Clarín), en su día 38 de ocupación de fábrica, junto con la Federación Gráfica Bonaerense, realizarán este miércoles 22 a las 14 horas una conferencia de prensa acompañados de Secretarios Generales de decenas de sindicatos de la CGT y la CTA en la sede del sindicato en Paseo Colón 731.

La conferencia se realizará previamente a la movilización a Plaza de Mayo y mientras en la propia puerta del sindicato se estarán juntando las columnas de un amplio abanico de organizaciones sindicales, sociales y políticas en apoyo a los gráficos que vienen enfrentando el cierre trucho que ha realizado Clarín con el objetivo de despedir a los trabajadores sindicalizados para luego retomar la producción atropellando el convenio colectivo y con nuevo personal precarizado y sin derechos.

En la movilización a la Plaza de Mayo, votada por unanimidad en el plenario de delgados del gremio, los gráficos protestarán por la actitud cómplice que viene sosteniendo el gobierno a través del Ministerio de Trabajo y reclamaran que intervenga para solucionar el conflicto gremial surgido por el lock out empresarial que amenaza con dejar a 384 trabajadores en la calle. En un petitorio que entregarán en la Casa Rosada reclamarán que el gobierno garantice la reapertura de la planta, que sancione al Grupo Clarín por sus violaciones legales, que se paguen los salarios adeudados y se reincorpore a los trabajadores.

Comisión Interna de AGR-Clarín, ocupada por sus trabajadores.

jueves, 16 de febrero de 2017

El miércoles 22, movilización a Plaza de Mayo por AGR-Clarín

Lo resolvió un plenario de delegados de la Federación Gráfica Bonaerense

Un numeroso plenario de delegados reunido este mediodía en la Federación Gráfica Bonaerense, sindicato donde están afiliados los trabajadores gráficos de AGR-Clarín, resolvió la convocatoria a una movilización a Plaza de Mayo el próximo miércoles 22 de febrero a las 15 horas desde la sede de gremio, en la calle Paseo Colon 731. El objetivo es reclamar al gobierno que intervenga y de solución a los trabajadores de AGR que llevan un mes de ocupación de la planta ante el intento del Grupo Clarín de cerrarla de manera fraudulenta generando 380 despidos.

Los trabajadores de AGR informaron que entregarán un petitorio dirigido al presidente, reclamando su intervención, ante un Ministerio de Trabajo que mira para otro lado y no ha dado respuestas durante todo este tiempo.

Los trabajadores de AGR-Clarín y la Federación Grafica Bonaerense impulsan una amplia convocatoria a gremios de la CGT y la CTA, organizaciones gremiales, sociales y políticas, comisiones internas y cuerpos de delegados a acompañar esta movilización en apoyo a lucha de AGR y su reclamo.
El plenario ratificó también la resolución de que, en solidaridad con los trabajadores de AGR, ningún taller realice los trabajos de esta gráfica que Clarín desvía.  Para garantizarlo, se resolvió realizar, durante el curso de esta semana, visitas a los trabajadores de las plantas.

martes, 14 de febrero de 2017

viernes, 10 de febrero de 2017

jueves, 9 de febrero de 2017

Jornada nacional de cortes en apoyo los obreros de AGR-Clarín


 
Piquetes en Panamericana, Acceso Oeste y Puente Pueyrredón y manifestaciones en 14 provincias. Los trabajadores esperan ser atendidos en el Ministerio de Trabajo. El gobierno dispuso un amplio operativo represivo.

Luego de importantes cortes de ruta en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires y en numerosos puntos alrededor de todo el país, la Comisión Interna y la Federación Gráfica Bonaerense se encontraban listas para asistir a una reunión convocada por el Ministerio de Trabajo. En la reunión, los representantes de los obreros de AGR-Clarín reclamarán la intervención directa del gobierno nacional para lograr que Clarín cumpla con la ley y dé marcha atrás con el cierre fraudulento de la planta gráfica y los 380 despidos. También demandarán que Clarín cese con su actitud desleal e ilegal al verificarse que no pagó los haberes trabajados por los obreros en el período anterior a que se produzca el lock out patronal. Los cortes permanecían en vigilia en espera de que se dé comienzo a la reunión.

Desde temprano se desarrollan en todo el país protestas programadas como parte de la la Jornada Nacional de Cortes en apoyo a los obreros de AGR-Clarín. Los piquetes principales se encuentran en el Puente Pueyrredón, en la Panamericana y en el Acceso Oeste, además de manifestaciones en catorce provincias de la Argentina.

Luego de momentos de tensión debido a enormes operativos de Gendarmería e Infantería en las inmediaciones de los cortes centrales, los manifestantes pudieron cumplir con el objetivo programado y cortaron el Acceso Oeste a la altura de Vergara, el Puente Pueyrredón y la Panamericana y 202. Cada corte está encabezado por trabajadores de AGR y las “leonas” de la Comisión de Familiares, a la vez que se encuentran acompañados por delegaciones sindicales, como la Unión Ferroviario seccional Oeste, SITRAIC, SUTNA, AGD-UBA y comisiones internas y delegados, además de las organizaciones políticas de izquierda que acompañan el conflicto, entre las que se destacan los partidos que integran el Frente de Izquierda.

La jornada comenzó temprano en el extremo este del país, cuando quinientos manifestantes recorrieron las calles de El Dorado, en Misiones, expresando su solidaridad con los obreros que ocupan la planta en Pompeya. En Mendoza, una movilización se dirigió a la puerta del diario Los Andes, propiedad del grupo Clarín. En Neuquén, obreras textiles y petroleros de Halliburton acompañados de organizaciones políticas se instalaron a la vera de la ruta para demostrar su solidaridad con el conflicto. En Mar del Plata se realizaba una movilización callejera. En Salta la peatonal se pobló de militantes del Partido Obrero y otras organizaciones para difundir el conflicto y las razones de los trabajadores para exigir la reapertura de la planta y la intervención en ese sentido del gobierno, que permite que Magnetto y su grupo empresario quiebren la ley mediante un cierre fraudulento. El puente Centenario en Córdoba fue cortado totalmente, en Bahía Blanca se realizó una movilización y corte de calle céntrica, en Tucumán hubo una manifestación que recorrió el centro de la capital.

"Hoy hacemos esta jornada de cortes con muchísimas organizaciones y sindicatos que nos acompañan", señaló Pablo Viñas, secretario general de la comisión interna de AGR-Clarín. "Queremos ser atendidos por Triaca, no por un funcionario que no nos diga que la situación lo supera: si a Triaca la situación lo supera, que renuncie. Estamos enfrentando despidos ilegales por parte de Clarín. Queremos que reabra la fábrica, pero no con trabajadores flexibilizados".

“Hoy hemos realizado una jornada histórica", dijo a Prensa Obrera el dirigente del Partido Obrero Gabriel Solano. "Un gran operativo de la Gendarmeria quiso impedir que visibilicemos el conflicto de AGR-Clarín 25 días del comienzo de la ocupación de la planta. Pero estamos acá, cortando el Puente Pueyrredón. El reclamo es muy simple: Triaca tiene que recibir a los trabajadores y darle respuesta positiva a su reclamo. Como estamos haciendo hoy en todo el país, vamos a seguir esta lucha hasta que los compañeros puedan obtener el triunfo”.

Mientras tanto, los obreros de AGR comenzarán una campaña internacional ya que, según señaló Viñas, la mitad de la tirada de la revista Viva se está imprimiendo en la planta Donnelley de Chile.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Trabajadores de AGR-Clarín anuncian jornada de cortes para el jueves 9

 En el marco de un plenario con la presencia de numerosas organizaciones sindicales, políticas y sociales, los trabajadores de AGR-Clarín anunciaron una jornada de cortes de ruta y de calles para el jueves 9. Los obreros reclaman ser recibidos por el ministro de trabajo, Jorge Triaca, quien se negó a otorgarles una audiencia en oportunidad de la movilización del pasado viernes.

Los obreros lanzaron también una carta a los trabajadores y la CGT.

Asimismo, resolvieron una jornada el miércoles próximo contra el cerco mediático de las grandes patronales de prensa y la presentación de una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La planta se encuentra ocupada hace más de 20 días por sus trabajadores contra el vaciamiento trucho y los 380 despidos por parte de la patronal de Magnetto, que pretende reabrir el taller con personal precarizado.

Participaron -entre muchos otros- compañeros de los Sutebas combativos, de AGD-UBA, la Fuba, Jóvenes Científicos Precarizados, Sitraic, ferroviarios de la Lista Gris y del Sarmiento, plásticos de Mascardi, estatales de numerosas reparticiones, telefónicos, y la Naranja Gráfica. Estuvo presente también el secretario general del Sutna, Alejandro Crespo.

En el informe inicial, Pablo Viñas -secretario general de la Comisión Interna- trazó un balance de las medidas adoptadas por el plenario pasado: aludió a las exitosas actividades sobre empresas del Grupo Clarín (que incluyó un acto frente a Canal 13-TN en Buenos Aires) y al abrazo solidario frente a la planta Zepita, donde se imprime el diario, que logró que la edición dominical de Clarín no llegara a buena parte del país.

Viñas pasó revista a la enorme cantidad de trabajos que tiene AGR para desmentir el argumento patronal de una crisis.
El diputado nacional Néstor Pitrola, presente en el plenario, señaló que “la asamblea obrera ha caracterizado que un paro en marzo [en referencia a los anuncios en este sentido por parte de la cúpula de la CGT] es la entrega de las actuales luchas del movimiento obrero contra los despidos”, y destacó la necesidad de una convocatoria inmediata al paro nacional “por la victoria de los gráficos de AGR, los metalúrgicos de Banghó, los textiles de Sierra Grande y todos los trabajadores de la Argentina”. Defendió, a su vez, que el paro debe unir la lucha contra los despidos con la defensa de los convenios colectivos –“un eje en AGR-Clarín”– y de paritarias libres.
 Desde la Comisión de Familiares, que sigue a la cabeza de las recorridas por los lugares de trabajo con el fondo de lucha, Rocío destacó que "les vamos a pedir a las centrales obreras que paren el 8 de marzo, para confluir con la jornada internacional de lucha de las trabajadoras".
Rubén "Pollo" Sobrero, del Cuerpo de Delegados del ferrocarril Sarmiento, comentó la adhesión que despertó la pelea de AGR-Clarín en las asambleas realizadas en el día de hoy en la Estación Once y los talleres de Villa Luro, Liniers y Castelar, donde además se juntaron numerosos aportes para el fondo de lucha. Y denunció que el kirchnerismo realiza todo tipo de diatribas contra Clarín pero se ha borrado del conflicto. También participó del plenario la legisladora porteña del Frente de Izquierda, Laura Marrone.
Roxana Kukla, delegada de ATE del Ministerio de Trabajo, denunció que la  cartera laboral "está jugando un rol claramente patronal tanto en AGR como nos pasa a nosotros como trabajadores del Ministerio". Y resaltó que en ambos casos los trabajadores enfrentan los intentos de precarización laboral. En el caso del Ministerio, explicó, el 70% de los trabajadores se encuentra contratado. La movilización del viernes pasado fue recibida por los trabajadores del Ministerio con el despliegue de una gigantesca bandera colgada en el edificio de la calle Callao con el lema "AGR-Clarín somos todos".

Haciendo un balance del plenario, Miguel Bravetti (secretario general de la Comisión Interna de Interpack I y dirigente de la Naranja Gráfica) dijo que "nos vamos reforzados con todas las propuestas que aquí se han discutido a darle un nuevo impulso a esta lucha que cada día cobra más relieve. Cada día se refuerza en nosotros la convicción de que esta lucha va a ganar".

martes, 7 de febrero de 2017

Carta de los obreros de AGR-Clarín a los trabajadores y la CGT

-Asambleas en los lugares de trabajo

-Por un paro nacional con movilización YA

-Por el triunfo de AGR y todas las luchas.

Contra los despidos, en defensa de los convenios, por paritarias libres.

Desde la planta de Pompeya en la que nos encontramos defendiendo nuestra fuente de trabajo desde el 14 de enero, los trabajadores de AGR-Clarín escribimos esta carta, a los trabajadores, las centrales obreras, los sindicatos y la opinión pública.

En medio del “acuerdo” para no despedir por tres meses hasta marzo establecido entre el gobierno, la UIA y la CGT, el Grupo Clarín despidió ilegalmente 380 trabajadores en Artes Gráficas Rioplatense, la totalidad de la fábrica. El cierre de AGR no es una medida de crisis, es un acto de fuerza de la empresa, un lockout contra los derechos colectivos de los trabajadores, el convenio y el salario.

Clarín no pretende discontinuar sus ediciones ni abandonar el negocio de impresión. Estamos frente a un cierre fraudulento, que tiene por objetivo retomar esta producción con personal precarizado.

Los trabajadores de AGR hemos respondido con la fuerza de nuestra unidad y organización. Primero evitando el vaciamiento con una vigilia previa a los despidos en puerta de fábrica para evitar el traslado de máquinas y luego ocupando nuestros puestos de trabajo. Llamamos a evitar los vaciamientos y ocupar toda fabrica que cierre o despida.

La arbitrariedad descarnada con la que Clarín y el gobierno pretenden atropellarnos, y la determinación de lucha con la que hemos enfrentado esta situación junto con nuestras familias, han provocado un enorme apoyo popular, que no alcanzan las palabras para agradecer. Este apoyo refleja una tendencia profunda en el pueblo trabajador a enfrentar el ajuste, y ha instalado la necesidad de terminar con la tregua que deja pasar despidos, paritarias a la baja, tarifazos y el ataque a los convenios colectivos, y plantea la necesidad de convocar un paro general.

No nos cabe duda que la convocatoria a una movilización de los obreros industriales para el 7 de marzo, así como la convocatoria a un paro general (sin fecha) anunciados tras la reunión del consejo directivo de la CGT, han sido puestos en la agenda como resultado de la acción de trabajadores que, como nosotros en AGR; venimos peleando contra el ajuste.

Pero contradictoriamente, esta resolución con tanta ambigüedad y demora, y sin mediar medidas de apoyo concretas, le da un tiempo precioso a la patronal de Clarín -que tras fracasar el intento represivo- apuesta al desgaste. También le da tiempo a los bancos, el gobierno nacional y los gobernadores que atacan el salario y las paritarias bancarias y docentes, y a todas las empresas en las que los trabajadores luchan ahora contra despidos o atrasos salariales. Peor aún, implica un pase libre a los despidos hasta marzo, mes en el que justamente vence… el acuerdo “antidespidos”, que de no mediar reacción previa, habrá resultado una cobertura para que estos se produzcan. Una mentirosa conciliación obligatoria nacional, en la que las centrales no toman medidas, pero que las empresas violan despidiendo como les viene en gana.

La CGT tampoco ha integrado a su agenda el reclamo por los derechos de las mujeres que viene conmocionando al país y que tendrá una fecha clave: el 8 de marzo en el que se está impulsando un paro internacional por sus derechos, tal como han discutido nuestras mujeres y la comisión de familiares en el último encuentro del #NiUnaMenos.

Agradecemos la solidaridad de los sindicatos que se han movilizado por o con nosotros, como el SUTNA, Aceiteros, Camioneros, Peaje, Sitraic, Ctera, ATE, Sipreba, la AJB, AGD-UBA, Cicop, la Union Ferroviaria de Haedo, los Sutebas combativos, Ademys y muchos más. Y reclamamos a nuestro sindicato que inicialmente convocó un paro general a que convoque el plenario de delegados, tome nuevas medidas y garantice que se deje de hacer impunemente nuestros trabajos en el gremio como sucede al día de hoy.

Convocamos a reforzar y organizar en todo el país la deliberación que esta situación viene generando en los sindicatos, cuerpos de delegados y fundamentalmente en los propios lugares de trabajo. Llamamos a realizar asambleas para impulsar y votar mandatos por un inmediato paro con movilización, y por medidas de apoyo para AGR-Clarín y todas las fábricas en lucha. Llamamos a sumar pronunciamientos en este sentido a los sindicatos, cuerpos de delegados, y centrales obreras provinciales, como ya lo han hecho las CGTs de Cordoba, Chaco y Mendoza. Reclamamos la inmediata convocatoria al confederal de la CGT para que vote la convocatoria a un paro general con movilización ahora. Proponemos recabar cientos de mandatos y pronunciamientos dirigidos a la CGT y la CTA con este objetivo.

Con este programa, llamamos a acompañar la próxima jornada nacional de lucha que hemos convocado el jueves 9, para exigir que el ministro Triacca nos reciba y se retrotraigan los ilegales despidos de Clarín.

Pongamos todo el movimiento obrero en movimiento, para que triunfen AGR-Clarín y todas las luchas en curso.

Abajo el ajuste y la represión.

lunes, 6 de febrero de 2017

Trabajadores de AGR-Clarín convocan a un nuevo plenario obrero



Los obreros de AGR-Clarín han lanzado la convocatoria a un nuevo plenario para el próximo lunes a las 17hs en las puertas de la planta para discutir acciones de lucha y medidas de solidaridad con el conflicto que lleva más de dos semanas.

Se evaluará la realización de una gran medida por el triunfo del conflicto. También se analizarán medidas para seguir perforando el cerco informativo que imponen las grandes patronales de prensa.

El primer plenario se desarrolló el sábado 21 y contó con alrededor de 50 oradores de organizaciones obreras, sociales, políticas y estudiantiles. Aquel plenario votó la actividad del martes subsiguiente sobre el edificio de Canal 13-TN en Buenos Aires y sobre edificios del Grupo Clarín en todo el país.

Las intervenciones de aquel plenario caracterizaron la lucha de los obreros de AGR por la reincorporación de los despedidos como estratégica contra la ofensiva más general del gobierno y los capitalistas en su propósito de imponer una mayor flexibilización laboral.

La cita de honor para las organizaciones de lucha es en Corrales 1393.

viernes, 3 de febrero de 2017

Masiva marcha de los obreros de AGR-Clarín al Ministerio de Trabajo


Los obreros de AGR-Clarín, que llevan más de dos semanas de ocupación de la planta de Nueva Pompeya contra el cierre de la empresa, protagonizaron una importante manifestación desde Plaza de Mayo al Ministerio de Trabajo (sede Callao) en reclamo de que los reciba el ministro Jorge Triaca.

 Sin embargo, el ministro se negó a recibir a los trabajadores.

 Acompañaron a los obreros y una robusta columna de la Comisión de Familiares importantes representaciones de Camioneros, trabajadores del peaje, Aceiteros, Conadu Histórica, AGD-UBA, el Sutna, despedidos de Halliburton de Neuquén, Sitraic, Ademys y la Naranja Gráfica, entre muchos otros. Estuvieron presentes también el diputado nacional del PO-Frente de Izquierda Néstor Pitrola, Jorge Altamira, el legislador porteño Marcelo Ramal, el legislador cordobés Eduardo Salas y la legisladora neuquina Patricia Jure.

 La movilización tuvo su réplica con actividades en lugares del interior, como Río Gallegos y Santa Rosa.

 En las puertas del Ministerio, Pablo Viñas -secretario general de la Comisión Interna- contrastó el desaire de Triaca con el recibimiento de los trabajadores de la dependencia, que desplegaron dos gigantescas banderas que vistieron el edificio con el lema "AGR-Clarín somos todos", firmada por ATE.

 Viñas cuestionó también duramente a la directiva de la Federación Gráfica Bonaerense, que no participó de la movilización.  Y reclamó "que el sindicato se ponga el conflicto al hombro y convoque a un nuevo paro con movilización para que triunfe la lucha". También defeccionó de la marcha la CTA Yasky.

 "Queremos que AGR reabra, pero no con trabajadores flexibilizados, sino con los trabajadores que tenemos nuestra antigüedad, nuestro convenio colectivo y nuestra organización gremial", puntualizó Viñas. Y añadió: "ellos (por la empresa) estarán blindados con la complicidad del gobierno, con su poder económico, pero nosotros tenemos este blindaje: el de este enorme apoyo obrero y popular y eso es lo que nos da fuerza para llevar esta lucha hasta el final".

En la previa de la movilización, el hashtag #TriacaReuniteConAGR se transformó en una de las principales tendencias en Twitter.

Oscar López, delegado de Artes Gráficas del Litoral (AGL-Clarín) de Santa Fe, quien estuvo presente en la movilización, dijo que "no se puede precarizar tanto al trabajador ni flexibilizar tanto los convenios. Basta, esto es un límite, acá se termina". Y remarcó la unidad con los compañeros de AGR.

 Lucía Maffey, de Jóvenes Científicos Precarizados, que vienen de protagonizar la toma en diciembre del Ministerio de Ciencia y Técnica que frenó 500 despidos en el Conicet, destacó el paralelismo de ambas luchas. "Ellos en su momento se hicieron presentes en el Conicet, al igual que muchos sectores. Y nosotros tenemos el compromiso absoluto de hacernos presentes en cada instancia para devolver esa solidaridad y porque entendemos que si esta lucha se gana, ganamos todos los trabajadores".

Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, remarcó la importancia de la jornada frente a Zepita, donde se imprime el diario Clarín, que mostró una amplia solidaridad de los trabajadores camioneros, muchos de los cuales se negaron a trasladar el diario la noche del abrazo. "Esa es la fuerza que tenemos hoy los trabajadores para frenar el ajuste y no la traición que están llevando adelante las centrales sindicales".

En distintos medios de comunicación, Triaca ha justificado los despidos de la empresa.


Pero los obreros han demolido todos los argumentos patronales: la empresa no enfrenta ninguna crisis y el cierre tiene el propósito de reabrir el taller con trabajadores precarizados y gremialmente desorganizados como un modo de rebajar costos laborales. Una línea de ataque a los convenios colectivos que está apuntalada por el gobierno nacional.


La nueva jornada de lucha por AGR-Clarín ha mostrado la tenacidad de los obreros y la enorme solidaridad que rodea su lucha. En la semana que culmina se desarrolló un nuevo festival, importantes delegaciones docentes de varios puntos del país, de obreros del subte, y de otros gremios visitaron el acampe en las puertas de la planta. También lo hicieron un grupo de intelectuales. Las colectas de solidaridad en los lugares de trabajo y estudio superan las 30 y han recolectado centenares de aportes.


Vamos por la victoria de esta lucha estratégica.

martes, 31 de enero de 2017


Viernes 15h: convocamos movilización al Ministerio de Trabajo


Luego de la reunión con el secretario general de la CTA Hugo Yasky y otros dirigentes de la central, la Comisión Interna de AGR-Clarín anunció la convocatoria para este viernes de una movilización de Plaza de Mayo a la sede de la calle Callao del Ministerio de Trabajo para reclamar al ministro Triaca ser recibidos y que se les dé una solución.


Viñas dijo: “Hemos conversado con Hugo Yasky la posibilidad de acciones en común, especialmente respecto a la convocatoria a la movilización del viernes, a la que la CTA ha planteado sumarse.”

“Estamos reclamando que se retrotraiga la situación del cierre trucho de Clarín y que todo lo que está en los kioskos de diarios que dice ´impreso en AGR´ se imprima de verdad en AGR, con sus trabajadores, respetándose su nuestra antigüedad, Convenio Colectivo de Trabajo y organización gremial. Le vamos a reclamar también a Triaca que Clarín se adecúe a ley y pague los salarios adeudados.”

“Convocamos a todos los sindicatos y organizaciones obreras a marchar el viernes.”

Respecto a la reunión Viñas agregó que “Una definición muy importante fue el pronunciamiento por el paro general contra el ajuste que están descargando sobre los trabajadores.”

Comisión Interna AGR-Clarín

lunes, 30 de enero de 2017

Respuesta al ataque del diario Clarín contra los trabajadores de AGR

  En un artículo del día de hoy, titulado “Intentaron bloquear la salida del diario Clarín”, se ataca a los trabajadores de AGR. Lejos de tratarse de una nota periodística, que implicaría por lo menos considerar la opinión de los trabajadores de AGR, “el gran diario argentino” divulga pura propaganda patronal, cuyo objetivo no es otro que justificar la política de despidos masivos que está llevando adelante.

Sucede que los trabajadores de la gráfica -que se encuentran ocupando la planta ante el intento de cierre fraudulento que la empresa quiere imponer y que significaría el despido de todos sus trabajadores en pos de una reapertura con trabajadores precarizados, sin Convenio Colectivo de Trabajo, organización gremial, ni antigüedad- entre una serie de acciones, resolvieron en su asamblea la realización de un abrazo a la planta gráfica de Clarín en la calle Zepita, para ganar el apoyo a su causa de sus trabajadores y seguir ampliando el radio de acción contra la política de despidos de la patronal.

El abrazo fue llevado adelante el sábado 29 y contó con una participación masiva de trabajadores, sindicatos, comisiones internas, organizaciones obreras, etc. El impacto del abrazo fue tal que logró que se plieguen los trabajadores camioneros, que se negaron a repartir el diario frente al pedido de la movilización de apoyo a los trabajadores de AGR.

En el artículo, Clarín sostiene que “el taller de Pompeya de AGR fue cerrado debido a la crisis de este sector de la industria gráfica (con caídas del 70% de la producción y el cierre de grandes talleres del segmento, Quebecor y RR Donnelly) y a la intransigencia de la Comisión Interna enrolada en el PO. Esta rechazó todas las propuestas de la empresa para redimensionar el taller.”

Clarín miente. En primer lugar, con el abrazo quedó expuesta la falsedad de que el cierre de la planta responde a una crisis económica de la empresa. Todo el trabajo que se imprimía en la planta AGR, como por ejemplo la revista Viva, fue derivado a otras gráficas. Todos los productos que se imprimen en AGR se encuentran en circulación y vendiéndose en los kioskos de diarios y revistas -bajo la impresión "hecho en AGR". A Clarín no le falta trabajo, ni debe cerrar la gráfica porque cerraron sus publicaciones sino que pretende solamente deshacerse de los trabajadores de AGR que han conquistado importantes derechos laborales y condiciones de trabajo y retomar la producción en la planta con mayor tecnología de impresión de todo el país con mano de obra precarizada.

Pero, a su vez, Clarín introduce un engaño más profundo, respecto a una supuesta “intransigencia” de la Comisión Interna. No existe por parte de la empresa Clarín propuesta alguna a los trabajadores de AGR, a quienes el lunes 16 de enero recibió en su lugar de trabajo con un cartelito que informaba el cierre de la gráfica -y de quienes nunca más tuvieron noticias.

Algo similar ha hecho el gobierno nacional. Sin ir más lejos, los trabajadores de AGR convocan para el día viernes una movilización al Ministerio de Trabajo para reiterar la solicitud de que el ministro Triaca los reciba y que dé respuestas a su situación. Hasta el momento, las autoridades del Ministerio se han reclamado prescindentes en el conflicto. La Directora Nacional de Relaciones Laborales y el propio Viceministro de Trabajo no solo no han realizado ninguna “propuesta” a los trabajadores de AGR sino que han dicho que “no pueden hacer nada”.

Finalmente, Clarín miente respecto a que solamente unos 40 trabajadores se encontrarían llevando adelante esta lucha. Con tan solo acercarse a cualquier actividad, conferencia de prensa o medida convocada por la asamblea y la Comisión Interna AGR –o pedir un informe a los espías policiales que han instalado en las inmediaciones de la planta- puede comprobarse el alcance de la medida y la firmeza con la que los trabajadores de AGR -y sus familiares y compañeras organizadas en la Comisión de Mujeres y Familiares de Trabajadores de AGR-  están peleando por sus puestos de trabajo.

Por donde se lo mire, se trata de una mentira que no busca sino amedrentar y desmoralizar a los obreros y quienes están apoyando su lucha, además de engañar a sus lectores y a la población en general respecto a lo que sucede en el diario. La causa judicial que anuncia el artículo busca este objetivo. En ese sentido, y gracias al espionaje que realizan sobre la fábrica las fuerzas de seguridad, Clarín está intimidando con llamados y mensajes amenazantes a trabajadores y sus familiares para que acepten los despidos ilegales.

La enorme solidaridad que viene reuniendo la lucha de los trabajadores de AGR tuvo otro hito este mismo fin de semana cuando, gracias a la campaña difundida en afiches, publicaciones en redes sociales y medios que colaboran en romper el cerco mediático que impone Clarín, se viralizó el pedido a la población para el domingo no comprar Clarín. Decenas de miles se sumaron a la campaña compartiendo el HG #NoComprenClarin o haciéndose eco de diversas formas para defender que la revista Viva no pase a producirse por personal precarizado.

El formidable apoyo y solidaridad que han recibido los trabajadores de AGR, sobre la base de estar dando una fuerte lucha contra el plan precarizador del gobierno nacional, es un sustento fundamental para que la misma siga en pie. La asamblea de AGR y la Comisión Interna convocan a todas las organizaciones y al conjunto de la población a acompañar su movilización el día viernes, de Plaza de Mayo al ministerio y solicitan al Ministro de Trabajo que los reciba para atender a su situación.